Quizá el nombre de Hanzs zimmer no te diga nada, pero seguro que has visto y recuerdas algunas de las peliculas en las que este compositor y diseñador sonoro alemán ha trabajado y por las que ha sido ganador de 19 premios, y 68 nominaciones en diferentes certámenes de la industria, entre ellos los Oscar, los Globos de Oro y los BAFTA (Premios de Cine de la Académia Britanica).

¿Y que trabajos a hecho este señor?, ok…tan solo un pequeño apunte de las bandas sonoras que ha compuesto: Interestellar, El rey león, Piratas del Caribe, La Roca, Rain Man, Incepcion, Sherlock Holmes, Gladiator, y una de mis preferidas…El último Samurai. Si hechas un ojo por internet verás como la lista, sigue y sigue.

 

Esta vez, me llama la atención algo en lo que está trabajando junto con el grupo BMW: El diseño de sonido de los próximos modelos de coches eléctricos de la marca. Reconozco que soy escéptico con respecto a estos coches, pero sí veo que tienen un problema de “ruido”, son demasiado silenciosos. Para los peatones esto supone un problema…simplemente, no los escuchas venir.

BMW ha sabido ver eso, (y más cuando a partir del 1 de Julio entra en vigor la nueva regulazición que obliga a los fabricantes, a que sus modelos sean “audibles” para el peatón), y a pensado en Hans Zimmer para intentar llevar más allá, e investigar sobre un detalle que hasta ahora no había sido importante.

Un diseñador sonoro debe investigar, crear, innovar y esto es lo que le toca a Hans Zimmer con BMW. Tendrá que poner sonido a una máquina que en principio no suena.

“La aceleración se convierte en una experiencia durante la cual el conductor se mueve a través de una serie de texturas de sonido que se van transformando gradualmente”, dice Hans Zimmer.

Y sí, la aceleración en un coche eléctrico, es algo diferente, la potencia y el par motor son instantaneos, no hay caidas de revoluciones ni de potencia con cada cambio de marcha, los convierte en algo constante e inmediato. En realidad una forma diferente de conducir y de sensaciones nuevas. Imagino que el diseño de sonido, vendrá por ahí, pero hasta que BMW no publique sus avances, no sabremos como Hans Zimmer ha entendido y desea comunicar todo esto al conductor.

Cierto que és un campo todavía inexplorado, y eso me gusta. Arriesgado, también, y que además debe ser útil. Si, todo un reto. Aunque algo empiezo a tener claro, aunque me salgan más preguntas que respuestas.

¿La marca Hans Zimmer, en un BMW se pagará?, seguro que si.

En fin, hasta que no pueda oir nada de este proyecto, solo me queda claro, que la gente de BMW, no podían haber elegido a nadie mejor para crear este diseño sonoro.

 

(información e imagenes, extraidas de BMW.com)