Vivimos el momento del marketing, del neuromarketing, del liderazgo, los inversores, los empresarios, el autoempleo y entre todo este oceano de información, e ideas nuevas, gurús y tecnología, tenemos casi olvidado, al primo pobre de todas estas doctrinas, a mi querido Audio Branding.

Audio Branding: Construcción de marca por medio del audio y el sonido, asociando ideas y valores a ella.

Si bien, la definición (o algunas de ellas), incluyen unicamente a la música y olvidan a todos los restantes sonidos de este planeta, podría estar de acuerdo con ellas si me gustará simplificar las cosas, pero no es el caso.

Me gusta la idea de que todos individualmente somos una marca. Cada uno de nosotros tiene una visión de la vida, sabe como le gustan las cosas, como hacerlas, como transmitirlas, como comunicarse, como sentir, como amar, como odiar y entre otras muchos más matices, esto nos comvierte en una marca. Cuando algunos de nosotros decidimos crear nuestro empresa o negocio, básicamente estamos creando una marca con un poco o un mucho de nosotros mismos. Decidimos que actividad vamos a realizar, que tipo de cliente es el ideal, que perfil de colaboradores vamos a necesitar y cuando, como será nuestro logo, y que colores ultilizaremos para nuestra web, un sin fin de detalles que poco a poco iremos cumpliendo y dejando pequeñas huellas de nosotros mismos en cada uno de ellos y con un único propósito: comunicar.

Quizá tengamos el mejor producto o servicio del mundo, pero si no lo sabemos comunicar, tenemos un problema. Por tanto, desconfío de las definiones del Audio Branding que tan solo incluyen a la música para comunicar todo lo que una marca decide comunicar. Si olvidamos el sonido en crudo, orgánico, puro, simple, dejamos fuera a la gran parte de los sonidos que crean nuestra identidad sonora. El llanto de un bebé, las olas del mar, una tormenta, los pasos de alguién, el viento, un beso, el gruñido de una vieja puerta de madera, los sonidos de la naturaleza, el sonido de una gran ciudad, la lista es muy estensa y variada. Una lista que llevamos grabado en nuestro cerebro y que somos incapaces de olvidar.

No me malinterpretes, no reniego de la música para estas experencias, nada transmite tanto como la música, ni tan siquiera las imagenes. Que sería de una película sin música, sin dialogos y un diseño sonoro creado para esas imágenes. Tan solo intento abrir más el campo de visión y alejar más los limites. Y como decía aquel: “una imagen vale mas que mil palabras”, lo aplicaremos al audio el sonido, y nada mejor que con ejemplos: ” un sonido vale más que mil imagenes”.

Nos gustan los datos, las estadisticas cualquier cosa que sea capaz de racionalizar nuestros deseos, y sobre todo nuestras decisiones. Justifican nuestros decisiones y llenarlas de razón para evitar en todo lo posible que nos equivoquemos. En realidad, no vamos desencaminados aunque también olvidamos demasiadas veces que somos seres emocionales y parece que ser, que en el fondo todas nuestras decisiones son emocionales.

Este estudio sobre Audio Branding en España de 2017, deja bastante claro un par de cosas.

1- Somos buenisimos recordando sonidos (en este caso sintonias), y que las marcas que consiguen conectar con el espectador son recordadas, aunque no seas cliente de ellas.

2- Nos encanta que nos emocionen, que nos cuenten historias y que nos hagan sentir.

Pero no todo es música y melodias que te conecten con tus emociones.

¿Que pasa con los videojuegos?, o ¿con un scape room?, o  ¿con un coche?, o ¿con un espacio de creación?, o ¿con la presentación de un producto?… exactamente lo mismo. Cualquier contenido o entorno necesita su propia huella sonora para mejorar la experiencia del usuario y conseguir que se grabe un recuerdo en su cerebro que le invite a repetir esa experiencia.

En otras palabras: posicionar tu marca la primera de la lista de recuerdos agradables de tu cliente.

Y como también nos gustan los ejemplos, ahí van algunos, (incluso alguno vivido en primera persona).

Metal Gear Solid 5 Phantom Pain.

Este videojuego recibió en su momento el premio a la mejor banda sonora, y realmente la música y como está editada y mezclada en cada parte del videojuego es impactante. No estorba en la acción, ni aburre, ni agobia en ningún momento. Un fantastico trabajo, con un toque y una mentalidad muy japonesa que hacen de esa banda sonora algo que hay que escuchar. Aunque también existe mucho sonido fuera de la música. Al tratarse de un juego de infiltración, la ubicación de vehiculos y enemigos se convierte en algo imprescindible para el jugador. Saber si el enemigo está en el piso de arriba o en el de abajo, escuchar conversaciones, ubicar vehiculos o descubrir animales a los que debes rescatar solo escuchando se convierte en toda una experiencia para el jugador. Pero, a mí personalmente el sonido que más me ha impactado ha sido el de las minas antipersonales ( y creeme he pisado unas cuantas en este juego), consiguieron con su sonido, literalmente leventarme de la silla del susto.

Netflix

Fantastica serie de documental de NETFLIX donde apostaron por dejar el protagonismo a la propia naturaleza y como resultado consiguieron imagenes con sonidos espectaculares. No dudaron en usar las más avanzadas técnicas de grabación en exteriores para captar la pureza y crudeza de la naturaleza, sin adulterar ni intenatar mejorarlo artificlamente…¿como mejorar lo perfecto?.

F1

Como ex aficionado a la F1 todavía recuerdo el descontento que hubo entre los aficionados a este deporte cuando hace un par de años por cambios en la normativa se modificó drásticamente el sonido de los monoplazas. Incluso algun expiloto llegó a decir que: “sonaban como cortacespeds”, y sinceramente no le faltaba razón. Uno de los rasgos distintivos de la F1 había pasado a ser secundario, y eso generó un distanciamiento del aficionado hacia ese espectaculo, por que sentía que ya no era F1…era otra cosa. Hasta ese punto de importante es lo que transmite una marca. Y como suena es parte fundamental de esa comunicación.

La lista de ejemplos sería interminable y muy variada para demostrar que cada detalle cuenta, que una marca es un todo, y que como suena es parte de ese todo.

En un siguiente artículo seguiré profundizando sobre Audio Branding, y sobre todo como aplicarlo a tu marca.

Como siempre, gracias por tu tiempo y hasta la próxima!!.